miércoles, 13 de noviembre de 2013

Comentarios del licenciado Pedro Hernández en que se contiene lo que el hombre deve saber, creer, y hazer para aplazer a Dios

Comentarios del licenciado Pedro Hernández en que se contiene lo que el hombre deve saber, creer, y hazer para aplazer a Dios
1566

Libro que trata sobre religión.

Fue impreso por Sebastián Martínez, en Valladolid, en 1566, en castellano.

180x135 mm (4º), paginas: 6h + CCLIIII fol + 4h.

Pergamino original de época muy seco, arrugado y manchado. Título manuscrito en lomo.

Plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro. El proverbio dice que todo hombre tiene que hacer estas tres cosas. No sabemos si Pedro Hernández de Villaumbrales plantó algún árbol; como primera hipótesis supondremos que no tuvo ningún hijo; pero sí que escribió no sólo un libro sino dos, y esto es todo lo que sabemos de este hombre.

En efecto, en la Wikipedia la información era mínima (concretamente 800 bytes). Me compré la reedición de su otra obra: «El caballero del sol», en el que en la introducción y las notas H. Salvador Martínez nos cuenta que todo lo que se conoce de este autor es la información que se extrae de las dedicatorias, permisos y se deduce del estilo de sus obras.

Por cierto, compré este libro de referencia directamente a la editorial a un precio sensiblemente inferior al de las librerías de viejo.

No hay ningún otro documento ni en las iglesias ni en las universidades ni en las diócesis de Palencia o Toledo (aunque Becerril, donde fue rector, está en Palencia en aquellos tiempos era un enclave diocesano de la Diócesis de Toledo).

Villaumbrales es una autor olvidado al que si por algo se le recuerda es por su otra obra «El caballero del Sol», una novela de caballerías «a lo divino», o sea que es una novela de caballerías en la forma pero el espíritu es el de un libro religios. Se tradujo al italiano y alemán. Aunque en alemán no se conoce la existencia de ningún ejemplar.

Resumiendo: tengo el libro menos importante de un escritor ignorado. Stupendo.

Al revés que su obra importante, ésta no ha tenido ni traducciones ni reediciones.

Es mi primer libro gótico en castellano, una preciosidad de caracteres y diseño tipográfico con variedad de tamaños. Curiosamente la portada está compuesta con tipos romanos, igual que el imprimatur.

Tiene varios exlibris y anotaciones manuscritas varias, de varias épocas, la más extensa está en la guarda anterior y dice así:

Perteneció este libro a Dn. Antonio Crespo Cantolla vecino de Rucandio, bisabuelo de Dn. Manuel Crespo y Lopez de la Peña. (otra letra) abuelo materno de Luisa de Ardanaz y Crespo 4º abuelo de la misma.
Lo de 4º abuelo me parece cuanto menos, curioso.

Como complemento a este libro en una fecha cercana a la adquisición de este libro llegó a mis manos una sello de plomo de la misma época, con el que comparten el escudo imperial.

Fue comprado en ebay el 2012-07-07.

Enlaces

Título y autor manuscrito en el lomo.

Título y autor manuscrito en el lomo. Come(macrón para evitar la ene)t(os en superíndice) q(con macrón, la abreviatura habitual de «que») y algo que parece «se», (calderón) hernandez.

Tapa anterior de pergamino arrugado.

Tapa anterior de pergamino arrugado. Con alguna mancha.

Exlibris manuscrito en la guarda anterior

Exlibris manuscrito en la guarda anterior Creo que está hecha con bolígrafo.

Portada con escudo imperial

Portada con escudo imperial Y texto en letra romana.

Dedicatoria a Felipe II

Dedicatoria a Felipe II «Así com la más admirable invención (...) de las que los hombres han inventado son las letra: y el más provechoso y mejor uso que de ellas tenemos es, que en ellas hayamos dibujadas las hazañas, memorables hechos, y santos ejemplos, de los ilustres y santos varones. Y principalmente hallamos en las letras esmaltadas la sabiduría, la ciencia y artes liberales según los fillósofos y sabios varones de los pasados siglos a entender lo alcanzaron...»

A capitular con dos aves y un león.

A capitular con dos aves y un león. Aunque el texto está en letra gótica las capitulares son romanas.

Folio primero

Folio primero Con el título de la obra, del libro y del capítulo. Foliación, reclamos, calderones, adornos y signaturas tipográficas.

Detalle de la página inicial.

Detalle de la página inicial. El calderón ha servido para identificar otros impresos en hojas sueltas como pertenecientes a este impresor.

Una página interior.

Una página interior. Con un fragmento del credo, la interpretación del autor y en los márgenes las referencias bíblicas en las que se basa.

Fin de la tabla

Fin de la tabla Con varios ex-libris manuscritos: «yo francisco de Vallejo S2» repetido más abajo con peor letra, en Google hay muchos,

Más texto manuscrito: «??? yms bessa ???».

Más texto manuscrito: «??? yms bessa ???».

«Si este libro se perdiere como suele acontezer»

«Si este libro se perdiere como suele acontezer» Parece el inicio de un exlibris «de libro» (redundancia justificada), pero faltan los datos más interesantes, ¿a quién hay que devolverle el libro?

Licencia

Licencia Becerril ¿de Campos?. Además de utilizar el espacio para separar palabras en algunos casos se usa la barra inclinada como he visto en algunos libros antiguos alemanes.

Autorización real.

Autorización real. Firmada por uno de los secetarios de Felipe II, Pedro de Hoyo.

Censura superada, por Fray Alonso de Orozco

Censura superada, por Fray Alonso de Orozco Cuando un santo te dice que tu libro está bien debe ser buena señal.

El fin y colofón más bonitos de mi biblioteca.

El fin y colofón más bonitos de mi biblioteca. Detalles: calderón propio del impresor, coma sin espacio posterior, macrón en la o de pongo para indicar la ene, debajo indicando el sonido jota con la letra equis (como en la palabra México), corrección con macrón, una de las erres como Media erre o erre rotunda, iglesia con y griega. En el colofón: impreso otra media erre y dos eses largas, Valladolid con una U, casa también con ese larga, Año con la forma actual, aunque con la misma forma que otras palabras con Macrón para evitar escribir la segunda ene de Anno. Año en cifras romanas con puntos separando las letras que componen el millar y las centenas, que van en mayúsculas, de las decenas y unidades que no se separan y van en minúsculas.

2 comentarios:

Marco Fabrizio dijo...

B.T. Me gustó mucho tu libro. ¡Yo no encuentro nunca esos libros en Ebay! Muy buena caza.

Al parecer se trata de bolígrafo, Ojalá hubieran usado un lápiz.

Saludos

Aprenent de bibliòfil dijo...

Que bueno eres buscando en ebay! Yo tampoco encuentro estas cosas!!! Algun día tendré un góticooooo!