lunes, 4 de julio de 2011

Primer Diccionario General Etimológico de la Lengua Española

Barcía, Roque
Primer Diccionario General Etimológico de la Lengua Española
Tomos I, II, III, IV y V.
1880

Libro que trata sobre lingüística.

Fue impreso por Álvarez Hermanos, en Madrid, en 1880, en idioma español.

305x220 mm (folio), paginas: LVI+1197, 1265, 1089, 1134, 959. Primer tomo: Piel completa con nervios y tejuelo rojo y negro con letras doradas. Segundo tomo: Piel negra con grabados y letras doradas en tapa y lomo. Tercer, cuarto y quinto tomo: media piel roja con letras doradas en lomo.

Como indica en el título, el primer diccionario etimológico del español, es extraño que hasta finales del XIX no hubiera una obra de este tipo.

Puede leerse la biografía de Roque Barcía en la Wikipedia, y una descripción de esta obra en un blog dedicado a este autor.

Y si te interesa técnicamente puedes leer el artículo de María do Carmo Henríquez Salido, El dominio forense en el Primer Diccionario General Etimológico de la Lengua Española de Roque Bárcia.

Fue comprado el 2002.

Este es el primer libro antiguo que compré. Empecé mi colección comprando un libro incompleto (volúmenes III, IV y V) y gracias a que no es excesivamente viejo logré completarlo.

La etimología nos fascina a los que nos gusta la historia porque nos permite hacer arqueología en algo tan habitual como las palabras que usamos cotidianamente, que nos permite contemplarlas desde otro punto de vista como si las viéramos por primera vez.

Este no es sólo un libro viejo, sino que nos retrotrae al origen de las palabras.

Cinco tomos con encuadernaciones distintas.

Cinco tomos con encuadernaciones distintas. En primer término un sonajero, inútil regalo.

Otra iluminación, otros colores y otras sombras.

Otra iluminación, otros colores y otras sombras. Junto al sonajero un apagavelas, herramientas que hay que tener siempre a mano.

Bella portada el segundo tomo.

Bella portada el segundo tomo. Mi media naranja le gustaría que los cinco fueran como éste, pero yo prefiero que se vean diferentes, que con una mirada me recuerde que las obras incompletas se pueden recuperar.

Quien da lo que se piensa Da lo que se habla.

Quien da lo que se piensa Da lo que se habla. Cita con la que arranca la obra. No la he encontrado en Google, supongo que será del autor.

Sello del encuadernador del segundo tomo.

Sello del encuadernador del segundo tomo. Esta encuadernación sería ¿de lujo o económica? ¿la pagarían a plazos?

Portada con diseño decimonónico, con cuatro tipos de letra diferentes, me gusta especialmente el de «Lengua española».

Portada con diseño decimonónico, con cuatro tipos de letra diferentes, me gusta especialmente el de «Lengua española». En 1939 alguien calculó que el libro tenía ya 59 años.

Metainformación. Dentro del libro está la real orden de compra de esta obra para las bibliotecas públicas.

Metainformación. Dentro del libro está la real orden de compra de esta obra para las bibliotecas públicas. Doscientos ejemplares.

Introducción.

Introducción. Elogio de la Real Academia.

Crípticas palabras.

Crípticas palabras. ??

Comienza la obra.

Comienza la obra. Como todo diccionario que se precie, explicando qué es la letra A.

Definición de avión, 30 años antes de que se inventara.

Definición de avión, 30 años antes de que se inventara. Se refiere a la segunda acepción actual, al pájaro similar a la golondrina.

Definición de bibliófilo.

Definición de bibliófilo. Me gusta lo de «amante».

El diccionario dentro del diccionario.

El diccionario dentro del diccionario. La autorreferencia, una característica que siempre me ha hecho gracia.

9 comentarios:

enfermerolibrero dijo...

me dan ganas de comprarme unos jejejeje y eso que nunca me han gustado los diccionarios

bibliotranstornado dijo...

A mí me gustan desde que descubrí que de un simple diccionario escolar podía sacar la fórmula de la pólvora. Llegué a fabricar pólvora de algodón con 16 años.

Bach dijo...

Buen ejemplo de como completar una obra y del provecho que, a veces, se saca comprando tomos sueltos. Interesante sonajero.
un abrazo.

PECE dijo...

¿Y el sonajero lo tienes como medida de alarma?
Igual si los de Santiago de Compostela te hubieran copiado el Códice seguiría en su lugar...

En cuanto a los diccionarios magníficas obras para mentes inquietas, sobre todo para edades juveniles. Yo también llegué a la pólvora intentando elaborar combustible para cohetes....
Ahora lamento no haber tenido en aquellos tiempos más interés por la historia del lenguaje y menos por la pirotecnia.

Hector Reinaldo Buist Suarez dijo...

Tengo el diccionario completo ,los 5 tomos solo las tapas tienen un desgaste por el tiempo.
Si alguien se interesa mi mail.es:
hectorbuist@yahoo.es
Vivo en Chile

Anónimo dijo...

Yo tambien tngo los 5 tomos vivo en granada 15.000 e son vuestros

Eduard O'Cone (Our house) dijo...

También tengo los cinco Tomos. Afortunadamente con su encuadernación original.
No es copia como los que circulan traídos de America.
Una joya que usé en mi niñez, juventud y edad adulta; aún hoy, siempre que puedo, echo un vistazo a sus páginas y recuerdo cuando me saltaba de una definición a otra... igual que hoy lo hago con internet.
Un saludo

Alberto Demyda dijo...

Tengo en venta tomos 1 2 3 4 de este diccionario escucho ofertas estado muy bueno si alguien le inetresa mi mail es
sdargentina2003@yahoo.com.ar

Alberto Demyda

Flavio Hernan De Gennaro dijo...

Tengo el diccionario completo ,los 5 tomos solo las tapas tienen un desgaste por el tiempo.
Si alguien se interesa mi e-mail es: flaviohernandegennaro@gmail.com