miércoles, 8 de febrero de 2012

La ciencia de la publicidad. Cómo debemos anunciar

La ciencia de la publicidad. Cómo debemos anunciar
1920 ca

Libro que trata sobre publicidad.

Fue impreso por Sociedad General de Publicaciones, en Barcelona, en 1920 ca, en idioma español.

130x200 mm, paginas: 229, [2].

Tela editorial, título dorado en el lomo.

Libro de principio de siglo (para mí «siglo» siempre será el siglo XX) sobre la publicidad. Es un libro moderno por sus paratextos aunque el mensaje que lleva se ha quedado profundamente anticuado, es que hoy las ciencias (algunas) avanzan, que es una barbaridad.

Como elemento fuera del texto pero en el libro (paratexto) lo que destaca es la publicidad de otros libros o colecciones dentro del libro, añadir un catálogo completo de la editorial, incluso con los precios con las diferentes encuadernaciones, tanto al final del libro como al principio, de una manera muy descarada, como nunca antes se había hecho ni se ha vuelto a hacer..

No he encontrado la fecha de edición por ningún sitio, en WorldCat pone como cifra aproximada 1920. Y lo más parecido a un hito histórico es que habla de una anuncio que jugaba con la paz y el final de la guerra, que supongo que se referirá al final de la Gran Guerra, en 1918.

Me lo dejó mi abuela paterna.

Los libros de este periodo no me interesan especialmente (si tuviera una primera edición de «El Gran Gatsby» la vendería sin dudar un momento, y me lo tendría que pensar mucho con un incunable de valor similar), pero es un recuerdo de familia y trata de unos temas (no, no hay que decir temática) que ha evolucionado mucho en poco tiempo, por lo que el contenido llama mucho la atención por los contenidos y recursos tan ingenuos que muestra. He encontrado algún anuncio políticamente incorrecto pero no tanto como el ambiente que se muestra en Mad men.

Enlaces

Ejemplo de anuncio «bien combinado».

Ejemplo de anuncio «bien combinado». Como lo presente un estudiante de publicidad seguramente no aprobará.

Portada al estilo de los libros clásicos, datos del autor, el libro, quién la ha adaptado y el impresor, en este caso la editorial.

Portada al estilo de los libros clásicos, datos del autor, el libro, quién la ha adaptado y el impresor, en este caso la editorial. A la izquierda aparece un catálogo con otros libros de la editorial.

El propio libro explica para qué sirve leer este libro.

El propio libro explica para qué sirve leer este libro. Me encanta que las autoreferencias, creo que gracias a ellas somos conscientes.

Tipografía «moderna»

Tipografía «moderna» Los nombres de estos tipos no me suenan, los tipos sí pero con otros nombres. Todos estos tipos de letra que en su tiempo fueron modernos ahora tienen un aire retro (ahora se dice «vintage»).

Otro anuncio que ahora no valdría.

Otro anuncio que ahora no valdría. Compárese con cualquier anuncio de bebida no alcohólica.

En mi biblioteca.

En mi biblioteca. Es el de color carmesí.

Luces y sombras

Luces y sombras A veces lo que se esconde llama más la atención que lo que se muestra abiertamente.

Su cara es hermosa ¿pero su nariz?

Su cara es hermosa ¿pero su nariz? En la publicidad siempre se han explotado los traumas e inseguridades, incluso para ponerse este instrumento de tortura de forma voluntaria.

6 comentarios:

PECE dijo...

Leyendo su biografía parece que sólo publicó cuatro libros. El último en 1914, y ya no pudo publicar ninguno más pues murió en 1915.

Si tu fecha de 1920, o la de la BNE de 1919 son correctas (y puede que lo sean por la referencia a 1918), está claro que debe de ser una de sus obras traducidas al español con cambio de título.

"Sa majesté la publicité" de 1914 quizá fuera un título políticamente incorrecto en una monarquía como la española de la época, por lo que quizá la edición española se cambió por el que tú posees.

Si consigues localizar una edición digital en algún repositorio francés puedes compararlo con tu ejemplar. Y si no es el que yo apunto pues tampoco son tantos los que tienes para comparar. Sólo necesitas algo de fortuna para localizarlos digitalizados.

Bach dijo...

Pues yo creo que la publicidad de principio de siglo (XX), tiene su encanto ( quizás por lo ingenuo). Pocos años mas tarde el Art Decó marcaría un hito en publicidad y diseño.
Un abrazo.
P.S. Si tienes una 1ª firmada de "El Gran Gatsby" a buen precio avísame.

bibliotranstornado dijo...

PECE: la verdad es que el picorcillo de saber en qué año se imprimió se me pasó cuando vi que en ningún catálogo se atreven a dar una cifra exacta, y son muchos.

Bach: El Gran Gatsby te lo cambiaría sin pensar por alguno de los que has comentado en el blog sin dudar.

PECE dijo...

Seguramente en su momento también dieras con este enlace:
http://www.lahistoriadelapublicidad.com/blog.php?Codnot=811
En él se confirma mi suposición de que era la versión española de "Sa majesté la publicité", pero da como fecha de publicación mediados de los 20.
En cuanto al encanto de la publicidad de principios de siglo, el XX claro ¿hay otro? comentar que consulté con la BNE la posibilidad de incluir en un blog de nueva creación (ya va para un año y no sale de mero proyecto), anuncios obtenidos de su hemeroteca digital, a modo de acompañamiento de las entradas y citando la referencia por supuesto. Me respondieron que debía pasar por caja, que, aunque los derechos eran ya públicos, ellos tenían el derecho de las imágenes que ellos digitalizaban, por lo que estaría incurriendo en un delito caso de usarlas.
Cuando les comenté que si podía usar las mías propias (revistas y prensa de época), me dijeron que ahí no había ningún problema.
Me pregunto ¿cómo van a saber si poseo el documento original?
De cualquier forma no pienso hacerlo, implicaría un rediseño importante del blog (no es al que enlaza mi nombre) y tampoco tengo unas fuentes tan amplias donde poder escoger.

Marco Fabrizio dijo...

B.T.

Me gustó mucho tu libro, tiene el enorme interés de todas las obras pioneras en su ramo.
Sí lo veo en alguna librería me lo llevo sin pensarlo dos veces.

Gracias por compartirlo y a PECE por el muy oportuno complemento.

Saludos a todos.

bibliotranstornado dijo...

PECE: lo de la BNE no tiene nombre, que les estamos pagando nosotros, que la manera más sencilla de realizar su función, difundir la cultura, sería digitalizando todo lo que pudiera y permitiendo su distribución con una licencia Creative Comons, no, y además tienen los santos cojines de decir que escanear un libro les proporciona los mismos derechos que escribirlo.

Kafka se estará revolviendo en su tumba.

Marco Fabrizio: La verdad es que no lo he visto nunca en ninguna librería, aunque mi vista siempre se va a la sección de pergaminos.