domingo, 15 de mayo de 2011

Incunables, mamá...

Viene mi madre a casa, mira mis libros y me dice:
¿Qué tal van los enculables?

6 comentarios:

Galderich dijo...

Tu madre no va tan desorientada ya que que tu incunable nos enculó a todos... ;-)

Bibliotecario dijo...

Fabulosa salida la de tu madre.
Traga saliva y recuerda que mare no hay más que una.
JAJAJA

Marco Fabrizio dijo...

¡¡¡Buenísimo!!!
Queda para el anecdotario bibliófilo.

PECE dijo...

Se te borraron los comentarios por el fallo de Blogger.

Perlas de madre yo también tengo unas cuantas, pero ésta es antológica. Recuerda que madre no hay más que una. ;-)

bibliotranstornado dijo...

Sí, también un comentario de Galderich, pero por suerte, no me ha afectado en nada más.

Gracias

Galderich dijo...

Pensándolo bien quizá sea una suerte que Blogger decidiera perder todos los comentarios incluidos los míos. O quizá el fallo lo realizó para salvar mi reputación... Un abrazo y felicita a tu madre, que madre... ¡no hay más que una!