martes, 22 de junio de 2010

Desmembramiento

Tortura por desmembramiento

Folio desmembrado con una xilografía de un desmembramiento

Veo en ebay que venden un folio con una xilografía que muestran un torturado mediante desmembramiento.

Si bien los usos y costumbres que, por suerte, ya no se encuentran entre nosotros me llaman la atención como en ejecuciones públicas en L'Illustrazione Italiana o censura inquisitorial en Universæ Theologiæ Moralis el tema (que no temática) de esta entrada no es el desmembramiento de humanos en libros antiguos sino el desmembramiento de libros antiguos por parte de humanos.

El vender un libro antiguo, con ilustraciones, por hojas parece ser un negocio pujante, el vendedor gana más que si lo vendiera entero y los compradores pueden tener una xilografía incunable o postincunable.

Pero yo sufro por el libro, pienso en el libro entero que empieza a ser deshojado y se me hace un nudo en el estómago.

Comprar hojas sueltas sirver para fomentar la destrucción de libros.

Yo nunca he comprado ninguna, aunque puede que sea la única manera de tener no ya un incunable pero por lo menos un trocito de incunable.

Y tú, ¿Que opinas del desfoliamiento de libros?

5 comentarios:

Galderich dijo...

Afortunadamente aún quedan libreros que les horroriza esta práctica e intentan vender sus ejemplares enteros.

Después hay los que no tienen escrúpulos y los venden "a plazos" entre varios compradores que sólo desean una página para la decoración del salón.

Y por último quedan los libreros con escrúpulos pero que si tienen un libro falto no lo piensan mucho acabarlo de rematar... para que no sufra!

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

BT.
Es una verdadera tragedia que esto siga ocurriendo al parecer cada vez es más frecuente.
Lo que nosotros podemos hacer (que no es poca cosa)es jamás adquirir papeles provenientes del sacrificio de un libro.

Libreria Virtual "El Viejo Libro" dijo...

Felicidades por tu Blog.

Urzay dijo...

Imagino que esta práctica se hace sólo sobre libros faltos (y bastante faltos). Yo personalmente no encuentro interés alguno en comprar folios sueltos, y nunca lo he hecho. Sin embargo, sí tuve una vez la ensoñación de comprar un juego de preliminares en los cuatro idiomas de los que carece uno de los libros que he comentado, el de Teniers, 1660, que sorprendentemente se vendieron encuadernados aparte, acompañando un ejemplar de una edición más tardía, en una subasta norteamericana, hace unos años. Desgraciadamente, los de la casa de subastas no quisieron ponerme en contacto con el comprador. Lo hubiera comprado de cabeza. Eso sí, no sé cómo se le pudo ocurrir a alguien hacer un volumen con 16 hojas de preliminares de otro libro.

Aprenent de bibliòfil dijo...

Creo que es una lástima porque se descompone la obra tal y como fue creada, pero claro la codicia...Hay algunos libros como por ejemplo tomos de Panorma Universal que tienen decenas de grabados y claro hay gente que sólo quiere grabados porque es un mercado muy ámplio. Claro imaginate que tienes un volumen de Francia con 400 grabados y sabes que por él te darán maximo 150€ pero que si vendes cada grabado a 15€ te saldrá potencialmente a 600€ pues claro...es un ejemplo claro de avaricia y que se da bastante. Yo me lo encuentro en los libros de bibliofilia del siglo XX donde si un libro lleva 14 acuarelas de Grau Sala, venga ponemos cada una a 150€ y al libro que le den. Una pena...